Noticias Crea

Las últimas noticias sobre lo que estamos haciendo.

Hablar con los medios de comunicación

Qué decir y cómo decirlo son cosas totalmente diferentes. Si por alguna razón debe hablar con los medios de comunicación no se limite solamente a conocer las técnicas elementales de cómo hablar ante ellos, sino ponga igual o más atención a qué debe decir.

En innumerables ocasiones hemos encontrado clientes y amigos que creen que con un par de técnicas está el tema resuelto. Que si uso camisa a rayas o no, que si el maquillaje, que si hablo despacio. Todo eso es importante, pero tan o más importante es qué decir.

Cuando hablamos con medios de comunicación, en la mayoría de los casos, representamos a alguien, leáse empresa o persona que tiene un mensaje que decir. ¿Lo conocemos? ¿Sabemos su importancia? ¿Para qué vamos a hablar con los medios?

“Las preguntas no lastiman. Solo la respuestas lo hacen” (“The questions don’t do the damage. Only the answers do.”), dijo una vez el periodista estadounidense Samuel Donaldson y eso es más cierto que nunca. Si el mensaje está claro no hay posibilidad de equivocarse. No hay posibilidad de que el periodista “entienda” otra cosa.

Para ayudar a tener claridad en el mensaje recomendamos tener siempre cifras amigables, ejemplos recientes, historias con corazón, con nombre propio, palabras que cuenten, historias que muevan. Esa es la mejor manera de hablar con los medios con hechos reales y que mueven.

El que mucho abarca, poco aprieta. Recomiendo no mezclar más de tres ideas, de lo contrario se pierde lo más importante, se generan confusiones que pueden terminar en problemas en los que solamente Madrake con su magia podría salvarnos.

Pensar en frases cortas o soundbytes es lo mejor, de tal manera que estas puedan ser usadas completas en las entrevistas o como titular. Conocer el nombre del entrevistador o entrevistadora. Si no conoce un tema admítalo, no tiene porque saber de todo y hablar algo sin razón o fundamento puede ser peor. Darle nombre y apellido a las cifras, use ejemplos, pero sepa lo que dice. Establezca relación con la audiencia final de su entrevista, recuerde que habla para alguien y si no “caza” a esos lectores, radioescuchas o televidentes habrá perdido su tiempo.

Finalmente, pero no menos importante, no intente utilizar palabras elaboradas, tampoco hable de tu cuando lo normal es vos. Recuerde: usted conoce su tema mejor que nadie, no se complique.